Para empezar con Marruecos: Assilah, la Perla del Atlántico


Vista de la muralla portuguesa y la Medina de Assilah

Bueno chic@s hoy le toca a Marruecos, uno de los países de los que mejor recuerdo guardo. Pero como Marruecos es mucho Marruecos vamos a pegar un primer saltito desde España al norte del país y hacer una parada técnica para todo aquel que empiece a descubrirlo.

El sitio elegido es Assilah, la Perla del Atlántico, y no es casual. Todo el que se plantee conocer esta zona del Magreb agradecerá que su primer contacto sea con un enclave privilegiado en el que se puede encontrar la dosis perfecta de cultura, descanso, diversión y buen comer ¿se puede pedir más?

La respuesta es NO. Y trataré de convenceros de la manera más sencilla: simplemente voy a enumeraros cinco razones -de las muchas que hay- por las que deberíais elegir Assilah como el sitio ideal para unas vacaciones relajadas en Marruecos. Son estas:

1.-La ciudad de la Cultura. Assilah es el foco cultural por excelencia del norte de Marruecos, por lo que es las calles de su Medina no faltan galerías de arte y talleres. Además, muchos artistas, pensadores e intelectuales  -marroquís y no marroquís- han elegido la ciudad como residencia y ese ambiente cultural se percibe en cada uno de sus rincones.

Mural del Festival Cultural de Assilah

Pero, sin duda, la cita grande del turismo cultural es en agosto, cuando la ciudad acoge el famoso Festival Cultural de Assilah, una cita internacional en la que se puede disfrutar de conferencias, proyecciones, exposiciones de pintura y concursos de fotografía, entre otras actividades. El legado que esta cita deja de año en año son los coloridos murales que dejan los artistas en los muros de la Medina, que utilizan como lienzos para desplegar su imaginación.

Mural del Festival cultural de Asilah

2.-Arquitectura recoleta. La ciudad es de origen fenicio pero ha visto pasar por ella a cartagineses, árabes, portugueses, españoles… etc. Quizás la época a la que le debe más Assilah es a la del dominio portugués, cuando en el siglo XV transformaron la ciudad en un centro comercial en la ruta del oro sahariano.

Medina de Assilah. Casas típicas azules y blancas

De esta época son los 1.250 metros de muralla construídos por el monarca portugués Alfonso V, de quien aún se puede observar su escudo en una de las torres que se conservan. Dentro ya de su centro histórico, lo más llamativo es la Medina con sus casas blancas y azules, típicas de la zona. Además, se conservan también algunos edificios de la época del protectorado e incluso un cementerio musulmán y el mausoleo de Sidi Ahmed El Mansur, conocido coloquialmente como el “morabito” o hermitaño. La presencia española se manifiesta en la arquitectura y el urbanismo de la ciudad nueva, fuera de la Medina.

Tumba de Morabito (dcha) y cementerio mujaidín (izqda)

3.-Kilómetros de playas vírgenes. Assilah se encuentra a aproximadamente 40 kilómetros de Tánger y esa misma distancia es la que existe de playas vírgenes entre ambas ciudades. Hacia el sur… ¡más playa! Así que si no encontráis un hueco para la toalla ¡es para mataros!

La playa de Las Cuevas también se conoce como “Paradise Beach”

La playa más famosa es la de Las Palomas o de las Cuevas, a unos 2 kilómetros en dirección sur. Se trata de  aproximadamente cuatro km. de arenal en el que disfrutar de las olas -es pleno Atlántico-, el sol, deportes al aire libre o de los chiringuitos playeros que montan en temporada alta. Si habéis llegado en coche a Marruecos preguntad, el camino es complejo, pero disponen de parking. Si no, lo más auténtico y pintoresco -lo digo por experiencia- es alquilar un carro tirado por un caballo/burro que te costará unos 150 dh todo el día… es decir, poco más de 10 euros y ¡te espera! Andando también se llega -o no- pero es una hora de caminata bordeando la costa…la “agreste” costa.

La forma más original de llegar es este carromato

Otras playas son Sidi Mugaits (o del Santo), también al sur de Assilah; o las del Briech y Oued Tahadart (de las Barcas), en dirección Tánger. En esta última, como indica su nombre, puedes alquilar barcas para darte una vuelta. Vamos ¡como en el Retiro!

4.-Sentados alrededor de una buena mesa. Assilah también puede ser un sitio ideal para comenzar un cursillo de gastronomía marroquí, teniendo en cuenta que al tratarse de un importante puerto pesquero los productos del Mar están a la orden del día. ¡Y baratísimos! En casi todas las playas que indiqué antes os podéis sentar en un chiringuito -insisto, en temporada alta- y pedir un tajine de pescado o unas sardinas asadas :-)

Restaurante Yali (Avda Hassan II). Calculad ¡12 Dh es 1 euro!

Del mismo modo, al salir de la Medina, en la ciudad nueva, hay numerosos restaurantes en la carretera que bordea la playa en los que sentarse a comer frituras de pescado, marisco o lo que se quiera. La comida tradicionalmente marroquí se mezcla con influencias francesas y españolas. Una prueba: uno de los restaurantes más famosos de Assilah es Casa Pepe, si, si, ¡como lo oís!

Restaurante El Espigón, en el Paseo Marítimo

Por último, recomendaros un paseo por la Avenida Hassan II, la calle principal de la ciudad, en la que se concentran casi todos los bares con terraza y toda la movida nocturna de Assilah. Aquí se pueden comer deliciosos tajines y cuscús, al más puro estilo marroquí; así como ensaladas, aceitunas y demás productos “meditarráneos”.

Cuscús. Restaurante Assaada en Avda Hassan II

5.- Un balcón al Atlántico. Ya con el estómago lleno, y después de un bonito paseo por las callecitas de la Medina, qué mejor que un mirador desde el que observar la inmensidad del Océano Atlántico. Por la mañana, al atardecer o en una de sus increíbles puestas de sol el sitio de encuentro de la juventud de Assilah es la “Karakia”, un saliente en la muralla portuguesa que ejerce de mirador. Allí es donde se reúnen las parejas, aunque difícilmente estén solas…Timbales, turistas, una pandilla  fumando canutos, gente charlando…la Karakia es el point. Eso sí, todos juntos y de muy buen rollito. Una gozada.

Puesta de sol desde la Karakia

Y hasta aquí puedo leer. De momento, esto ha sido todo por hoy. Un saludo a tod@s!

… Ah sí, ya recuerdo porqué guardo tanto cariño a este viaje: porque fuí a pasar mi cumpleaños!!! No le puse las 28 vela al cuscús porque no cuadró … ¡fue genial!

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Para Saber más de Assilah
http://www.assilah.com/
http://www.descubremarruecos.com/Asilah
http://es.wikipedia.org/wiki/Arcila

Cómo ir
Lo más práctico es ir en avión. Una buena opción es Ryanair, que tiene un vuelo diario desde Madrid a Tanger (ida y vuelta) a partir de 40 euros. O menos…¡nunca se sabe! Es cuestión de probar.

Se llega al aeropuerto internacional Ibn Battouta de Tanger. Desde allí a Assilah se puede ir en taxi y, lo mejor, existe una tarifa fija que se puede consultar en el aeropuerto. ¡Nada de regatear y pringar! Sale sobre unos 20 euros al cambio, es decir, 5 euros por cabeza llenando el taxi. Muy económico.

Dónde dormir
Hotel El Patio de la Luna (Pl. Zellaka, 12). Recomendable 100%: habitaciones impecables, céntrico, muy buen personal. Es propiedad de un español y con suerte os da, como a nosotros, la habitación preferida de Carmina  Ordóñez (con foto que lo testimonia). “¡Divinamente!”

El Patio de la Luna destaca por sus azulísimas paredes

Para más información y reservas pincha aquí: http://www.patiodelaluna.com/

Dónde comer
Cualquiera de los restaurantes y/o bares de la Avenida Hassan II como, por ejemplo, el Restaurante Assaada o el Yali; este último mejor. En la zona nueva, además del Casa Pepe que ya mencioné, os recomiendo El Espigón, en pleno Paseo Marítimo, para sentarte a comer unas frituras de pescado con vistas a la playa de Assilah.

Desayuno completo en el Salón de Thé

Para un desayuno completo os dejo esta dirección: Salon de Thé (Pl. Zellaka, 6). Por unos 25 dirhams, es decir, unos dos euros, tomaréis un desayuno completo con café, zumo de naranja natural, tostadas con mantequilla y mermelada, huevos…¡para morirse! Y todo eso con vistas a una de las puertas de entrada a la Medina, la Puerta de la Casbash.

Más información para comer: http://www.descubremarruecos.com/restaurantes

Compras
Al atardecer, cuando se oculta el sol, es el mejor momento para dejarse caer por las galerías de arte, las tiendas y los puestos de la ciudad. No os diré ningun sitio en especial, mejor callejead y descubridlos vosotros mismos. Un consejo: si te gusta no lo dudes ¡cómpratelo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Datos prácticos, Gastronomía, Ocio y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Para empezar con Marruecos: Assilah, la Perla del Atlántico

  1. Juanam dijo:

    Todo me parece estupendo, pero presupuesto para eso???

  2. jaimegprado dijo:

    Juanam, no te puedo decir cuanto me costó porque ya fue hace tiempo y ahora mismo no lo recuerdo. Sin embargo, si vas leyendo lo que te digo puedes hacerte una idea. Doy precios: “A partir de 40 euros” el viaje de Ryanair (hay que mirar dependiendo del origen, la fecha…), “5 euros por cabeza ” el taxi; te doy una dirección para un desayuno superfuerte por “unos dos euros”; y hay una foto de una carta en la que pongo “Calculad ¡12 Dh es 1 euro!”… En cuanto el hotel, el que recomiendo, es relativamente bueno (entra en el link) pero dependiendo de tu presupuesto e intereses te recomiendo consultar sitios en http://www.boooking.com.
    Espero haber respondido a tu pregunta :-)

  3. @PatriRoj dijo:

    Hola,aquí otra viajera. Genial post, me viene fenomenal porque estoy planeando Marruecos para Semana Santa, concretamente quedarnos en Assilah. Vamos 4 personas y no sabemos si llevar coche o dejarlo en tierra y para hacer turismo (playas y Chauen) contratar allí. ¿Qué nos recomiendas? Mil gracias! Un saludo.

  4. jaimegprado dijo:

    Creo que ambas opciones están bien, quizás lo fundamental es desde donde partes. Yo al ser gallego acabo antes en avión y alquilando ahí, pero para gustos… Eso si, de Assilah a Chaouen no es tan fácil como parece sobre el mapa, hay bastante montaña, así que busca diarios de otros viajeros.
    En mi -humilde- opinión, para cuatro días serçia mejor helegir por uno de estos dos itinerarios: Tánger-Assilah-Larache, por ejemplo, o Tánger-Tetuán y Chaouen. Son dos líneas “rectas” -pero opuestas- saliendo de Tánger. Lo digo sobre todo para no ir corriendo. Assilah es un sitio de playa, para darte un baño, pasear, comer pescadito frito… Chaouen, por lo que he oído, también para ir de tranqui y callejearlo.
    En mi caso hice la primera ruta, la de playa, y tengo pendiente la de montaña, que pronto caerá…jejeje. Míralo bien por internet, buscando en otros blogs y en las propias webs de turismo. Las de Marruecos, en general, suelen estar muy bien.
    Un saludo!

Comenta, ¡no te cortes!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s