Grecia te embriaga …


Imagen

El otro día alguien muy especial me pidió un texto sobre el viaje a Grecia del verano pasado. Nada muy elaborado. Ni siquiera práctico… simplemente cuatro o cinco párrafos con lo primero que se me pasara por la cabeza. Un textillo simple que acompañase a un album de fotos. Nada serio.

El caso es que aunque me resistí -porque soy muy vago-, tras mucho remolonear, al final  me animé y esto es lo que salió. Lo dejo aquí por si os inspira y os decantáis por Grecia en vuestras póximas vacaciones. ¿Queréis saber que sensación me dió a mi? Pues esta…

“Fish & Olives”. Pocos sitios resumen mejor la esencia de Grecia que esta pequeña tienda de cerámica en Halki, un pueblo perdido en medio de la aún más remota isla de Naxos. Allí, en plenas Cícladas, nos dimos cuenta de la dimensión del viaje que habíamos emprendido días atrás y nos zambullimos en esa Grecia de olivos y mar, mucho mar… y no uno cualquiera, sino el Mediterráneo.

Imagen

Un paseo por Grecia te transporta a tiempos pasados. Primero, por la cantidad de obras de arte y restos arqueológicos que encuentras a lo largo y ancho de todo el país; segundo, por lo natural de su exquisita gastronomía. Grecia sabe a queso y tomate, a verduras gratinadas, aceitunas negras y aceite extravirgen; sabe a pescado fresco, a pan recién hecho y sobre todo a café, o mejor dicho, ¡a frappé! Litros de frappé…

Imagen

Grecia te embriaga, te mece en su regazo y te hace suyo. Nunca te sientes extraño, todo lo contrario, y eso hace que no te canses de recorrerla de ciudad en ciudad, por muy largas que sean las distancias. Cada nuevo lugar es un descubrimiento: Atenas, Mykonos, Naxos, Santorini, Heraklion, Chania, Meteora, Nafplio… cada ciudad que visitamos nos aportó algo que fuimos sumando, cuenta a cuenta, hasta confeccionar un auténtico ‘komboloi’ de experiencias.

Imagen

Desde la caótica -y peligrosa- Atenas, al remanso de paz de Meteora y su vida monacal, el verano de 2012 pudimos disfrutar de un viaje fantástico que siempre recordaremos. Han sido muchos y muy buenos, y más que nos quedan por disfrutar, pero el de Grecia lo recordaremos por la mochila, el relax en la playa, el contacto con la Naturaleza, la buena mesa y la lectura de cientos de mapas y explicaciones. Por eso y muchas cosas más, pero sobre todo por algo fundamental: porque lo hemos compartido y vivido juntos. Una vez más. Es nuestro viaje y eso ya no nos lo pueden arrebatar…;-)

 Imagen

…¿y ahora qué? ¡Pues a elegir próximo destino!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Ocio y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Grecia te embriaga …

  1. Susana dijo:

    Fantástico! Por unos minutos me he sentido allí, disfrutando del calor, la arena, el mar, la luz, el sol y la buena compañía, :D

    Deberías prodigarte más.

  2. Me encantaría prodigarme más: ¡eso querría decir “más viajes”!
    Pero bueno, prometo intentarlo :-)

Comenta, ¡no te cortes!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s