La deliciosa cocina jemer: lo que necesitas es “Amok”


Puesto de Pho Yong en Siem Reap

Puesto de Pho Yong en Siem Reap

“What’s your favourite food?”, me preguntó una aprendiz de periodista de diez años en una escuela de Battambang, en Camboya. Lo que no esperaba mi entrevistadora es que le respondiese “Amok”. Ni ella, ni el resto de sus compañeros, que estallaron en una carcajada.

A ver, independientemente del guiño, tampoco iba desencaminado del todo. El Amok o cualquiera de las especialidades culinarias de este país del sudeste asiático podrían entrar perfectamente en mi ránking de platos favoritos. Y es que para gustos, no hay nada escrito…

Sabéis que una de las motivaciones fundamentales de mis viajes es la gastronómica y que siempre he sido muy partidario de aquel dicho popular que reza “donde fueres… haz lo que vieres”. Sin embargo, tampoco soy un experto en la materia, ni me guío por ninguna otra pauta que no sea la mera curiosidad y un apetito voraz, jajaja.

Dicho esto, en este post solo pretendo daros a conocer dos de las especialidades de la cocina khmer o jemer, como más gustéis, basándome simple y llanamente en mi experiencia y mis gustos, por si os puede servir para orientaros en un futuro.  Me estoy refiriendo al Lok Lak y el Amok.

Lok Lak

Lok Lak

El primer plato, el Lok Lak (o Loc Lac) consiste fundamentalmente en unas tiras de ternera marinadas con una salsa hecha a base de tomate, jugo de limón -de ahí su acidez-, cebolla y pimienta de Kampot. Esta carne se sirve sobre una cama de ensalada y arroz y se acompaña de un huevo frito. Vamos, que con hambre no te quedas, desde luego.

Uno de los lok laks más rico que he probado en Siem Reap, la ciudad que hace de campamento base a los visitantes de Angkor, es el que sirven en el puesto callejero Pho Yong; justo en uno de los extremos de la mega-turística Pub Street. Una vez superada la gracia del nombre –en jemer no se leen las haches intercaladas-, este puesto ofrece abundantísimos y sabrosos platos por un par de dólares.  Es sin duda, una muy buena dirección.

Amok de pollo

Amok de pollo

Por su parte, el Amok, ese plato que tantas risas despertó en la escuela de Battambang, hace referencia a una técnica culinaria propia del sudeste asiático, relativa al proceso de cocer al vapor un curry en hojas de plátano. El plato resultante es un curry suave y caldoso hecho con leche de coco y combinado con pescado, pollo o calamares. Se sirve acompañado de arroz -¡qué sorpresa!-, dentro de un coco o en la propia hoja del plátano.

Quizás este plato es un poco más “exótico” que el Lok Lak, pero los que estéis familiarizados con el curry lo vais a apreciar. Se puede degustar un buen amok de pescado en el restaurante francés La Noria -en la River Rd, bastante pijillo- o en el Socheata II, un restaurante discreto, sencillo, escondido al final de un callejón y muy cerca del Mercado Viejo. En este último el plato sale a unos 2,5 $.

Lok Lak -sin huevo-, Amok de pescado y pollo con anacardos

Lok Lak -sin huevo-, Amok de pescado y pollo con anacardos en La Noria

Resta decir que estos dos platos son la punta del iceberg de una rica cocina que bebe de influencias chinas y de otros países del sudeste asiático, como pueden ser Vietnam o Tailandia. Sin olvidar ese toque francés, de herencia colonial, que revolotea tímidamente por esas latitudes… Así que os animo a probar, a investigar y a jugar con la amplia paleta de sabores de la cocina jemer tradicional ¡Bon apetit!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, ¡no te cortes!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s