Restaurantes buenos, bonitos y baratos en París (III): La Crêperie de Josselin


16No hay dos sin tres, así que hoy cierro ciclo -de momento- dando un salto geográfico de abajo arriba. Pasamos de la contundente cocina del suroeste francés de Chez Gladines a la Bretaña, concretamente a la La Crêperie de Josselin, un icono parisino que afortunadamente para nosotros aún no ha perdido su condición de ‘triple B’.

La Crêperie de Josselin recrea el ambiente de una fonda bretona, con mosaicos y platos esmaltados. Está en el número 67 de la Rue du Montparnasse, o lo que es lo mismo, la calle que concentra más crêperies por metro cuadrado de París. La decisión entre un local u otro puede resultar difícil pero una vez más la hilera de gente que ocupa la acera frente al Josselin te puede dar una pista.

2Lo bueno de este tipo de locales es que la decisión es muy fácil. Allí se va a comer una crêpe -dulce y/o salada- y un par de vasitos de sidra para acompañarla. Los precios son bastante económicos, especialmente teniendo en cuenta la calidad, y el servicio es rápido y atento. No te agobian pero si tienes que saber que no es un sitio de sobremesa. Comes, disfrutas y te vas.

5Para los que no están muy puestos en cocina francesa, como yo, hay que tener un concepto claro antes de ir. La crêpe que solemos conocer en España, la dulce, nada tiene que ver con la modalidad salada que encontraremos en este sitio. La salada se llama galette o crêpe de sarrasin y está hecha con harina de trigo sarraceno, lo que le da un sabor distinto, además de un color más oscuro.

Otro aviso: no se trata de un sitio apto para gente que busque ‘algo ligerito’ para matar el hambre. Una simple visita a la galería fotográfica del local en Tripadvisor, por ejemplo, ya nos anuncia una visita hipercalórica. Huevos fritos, bacon, queso, jamón… todo vale para rellenar una crêpe que no te dejará indiferente. Y eso hablando de las saladas, ¡espérate a ver las dulces!

711Las galettes van desde los 6,10 euros, con un solo ingrediente, a los 9,30 de las especialidades de la casa. Las cargaditas de bombo. Las crêpes dulces oscilan entre los 5,50 y los 7,10 euros, y valen perfectamente para compartir. La botella -75 cl- o jarrita de sidra vale unos 9 euros. O sea, ‘triple B’ clarísimo.

El local suele estar llenísimo, así que se recomienda ir temprano, en horario europeo, si no se quiere aguantar la cola. Dentro hay mesas pequeñas de 2 y cuatro personas y los clásicos bancos corridos en los que compartir mesa y mantel con tus vecinos. El éxito del local ha hecho que hayan abierto una sucursal a escasos metros: Le petit Josselin, pero ese lo dejaré para mi próxima visita a París.

¡Hasta la próxima!

¿Dónde? 67 Rue du Montparnasse

¿Cómo llegar? M: Edgar Quinet

¿Cuánto? Galette, sidra y una crêpe dulce compartida por unos 15 euros

¿Cuando? De 12 a 23 horas

Para saber más… No tienen web. Os dejo el enlace en Tripadvisor

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Datos prácticos, Gastronomía y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Restaurantes buenos, bonitos y baratos en París (III): La Crêperie de Josselin

  1. Susana dijo:

    Gracias, merçi beaucoup!!! No creo que pueda probar los tres en mi corta excursión a París, pero espero poder comer o cenar en alguno y ya comentaremos.

  2. jaimegprado dijo:

    ¿Cuando vas a ir? Porque en breve no se si publicar un “bonus”, con un puesto callejero que excede el bueno, bonito y barato ¡Y en pleno Barrio Latino! :-)

Comenta, ¡no te cortes!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s